Ambientes Libres de Tabaco

EL HUMO DEL CIGARRILLO CONTIENE MÁS DE 7000 TÓXICOS, QUE PERMANECEN HASTA 15 DÍAS EN TU CASA, EN TU AUTO Y EN TU LUGAR DE TRABAJO.

CUIDEMOS EL AIRE QUE RESPIRAMOS. CUIDEMOS A QUIENES MÁS AMAMOS!!!

4 ago. 2008

Se descubren más beneficios de los Ambientes Libres de Tabaco

Madrid.-
La Agencia Internacional para la Investigación sobre Cáncer (IARC) ha concluído en su último informe que las medidas para crear espacios libres de humo son efectivas y beneficiosas, tanto para los ciudadanos como para los negocios hosteleros. Según el estudio, elaborado con la colaboración de numerosos expertos internacionales, las iniciativas antitabaco reducen el consumo de cigarrillos en fumadores y los riesgos de la exposición al humo de niños y no fumadores, sin disminuir la clientela y el rendimiento empresarial. Un sólo cigarrillo contiene numerosos componentes cancerígenos que no sólo ponen en riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares y respiratorias a sus consumidores, sino también a las personas expuestas al humo."Se estima que habrá unos 450 millones de muertes provocadas por el tabaco en todo el mundo en la primera mitad de este siglo", según asegura PeterBoyle, director de la IARC.
Por esa razón, numerosos países e instituciones han optado en los últimos años por la implantación de iniciativas de protección de espacios libres de humo, con el objetivo de paliar la exposición de los no fumadores y reducir o cesar el consumo del mismo.El estudio, publicado en 'The Lancet Oncology', toma como referencia los informes realizados en los últimos 10 años acerca de las políticas antitabaco. A partir de los datos extraídos, los científicos de las distintas instituciones internacionales que han desarrollado el proyecto, entre los que figura el Instituto de Oncología Catalán (ICO), concluyen que estas medidas reducen la incidencia de infartos de miocardio (IAM), y crean pautas de conducta beneficiosas en los fumadores.
Los resultados sugieren que las políticas antitabaco aplicadas en el entorno laboral han dado lugar a una disminución de entre cuatro y dos cigarrillos diarios por fumador, así como una tendencia al alza de la voluntad de abandonar el hábito. De esa manera, se calcula que los ingresos por complicaciones coronarias se han reducido entre un 10% y un 20% desde el año siguiente a su implantación.
Los científicos se hacen eco, además, de los beneficios que reportan este tipo de restricciones en los lugares de trabajo, ya que, según reza el documento, "reducen los costos empresariales de seguridad, limpieza y mantenimiento".Las políticas de restricción del tabaquismo en lugares públicos también han tenido su repercusión en los hogares. La IARC recoge que la concientización sobre los peligros del tabaco ha hecho mella en los progenitores fumadores, que se muestran más reacios a exponer a sus hijos al humo ambiental del tabaco. Sin embargo, el estudio no contempla una evidencia suficiente de que las políticas antitabaco hayan disminuido la incidencia del cáncer de pulmón, ya que desde la exposición a agentes cancerígenos hasta la aparición de los primeros signos de la enfermedad pueden pueden pasar unos 20 años en promedio. No obstante, los científicos consideran que la única forma de reducir las cifras previstas para la primera mitad de este siglo "es favoreciendo que los fumadores dejen el hábito".
Source: elmundo.es
Mejor sin Humo.

1 comentario:

dejar de fumar dijo...

Estas noticias, son siempre buenas noticias.

A mi personalmente me desagrada bastante el humo y espero que sigan ampliado las leyes anti-tabaco.

Un saludo