Ambientes Libres de Tabaco

EL HUMO DEL CIGARRILLO CONTIENE MÁS DE 7000 TÓXICOS, QUE PERMANECEN HASTA 15 DÍAS EN TU CASA, EN TU AUTO Y EN TU LUGAR DE TRABAJO.

CUIDEMOS EL AIRE QUE RESPIRAMOS. CUIDEMOS A QUIENES MÁS AMAMOS!!!

22 jul. 2008

Embarazo y tabaquismo.

El humo del cigarrillo tiene más de cuatro mil componentes químicos dañinos para la salud que se desplazan por la sangre de las personas que fuman. Durante el embarazo, estos componentes atraviesan la placenta y alcanzan cada una de las células del muy vulnerable organismo del bebé. El daño es muy difícil de observar debido a que ocurre a nivel celular y no es visible ni con nuestros ojos ni con ecografías.
El cigarrillo interfiere con la función normal de la placenta, disminuyendo hasta en un 38 % la cantidad de sangre que pasa a través de la misma. El feto, entonces, se ve privado de nutrientes y de oxígeno, resultando así mal nutrido.
Todos estos trastornos explican la causa por la cual, muchos hijos de madres fumadoras nacen con un peso más bajo que el normal. Además, las madres que fuman durante el embarazo presentan más posibilidades de:
Aborto espontáneo
Ruptura prematura de membranas
Recién nacido con peso menor a los 2.500 gramos
Muerte inexplicable del feto durante el tercer trimestre
Recién nacido prematuro
La nicotina interfiere en el desarrollo del feto, especialmente a nivel del sistema nervioso central. El resultado final es la pérdida y / o el daño de las células cerebrales. Si la madre fuma durante el embarazo, el hijo tiene concentraciones de nicotina, mayores que su propia madre, por lo que aún unos pocos cigarrillos diarios fumados por la madre pueden exponer al feto a elevadas concentraciones de nicotina.
Esto explicaría porqué los hijos de madres fumadoras muestran mayor incidencia de:
Al nacer:
v Malformaciones como por ejemplo labio leporino y paladar ojival.
v Signos de estrés y abstinencia
v Mayores niveles de excitación e hipertonía
Los hijos de madres fumadoras requieren ruidos más fuertes para despertarse cuando están dormidos que los hijos de madres no fumadoras.
Durante los primeros meses de vida:
v Triplica la incidencia del Síndrome de Muerte Súbita del Lactante.
En la segunda infancia:
v A los siete años, los hijos de madres fumadoras, tienen menor talla en comparación con los hijos de madres no fumadoras.
v Pobre rendimiento escolar.
v Problemas de comportamiento.
v Mayor incidencia de leucemia, cáncer de riñón y cáncer de los ganglios.
Incidencia del HTA en niños pequeños
Respirar un aire viciado por el humo del cigarrillo deteriora la frágil vía aérea de los niños de menos de dos años de edad. Ocasiona daños en la boca, la nariz, los oídos, la garganta y los pulmones. El humo entra en el torrente sanguíneo y puede causar:
v Mayor incidencia de catarros.
v Otitis a repetición
v Bronquitis
v Asma
v Neumonía
v Internaciones en el hospital.

Fuente: OMS
Mejor sin Humo

No hay comentarios: